Blogia
ORAIN/Euskal Aldizkaria Katalunian

USTED ESTA ACREDITADO:Y gira la Noria para que se sepa donde está la puerta

En estas que Mikel Arana ya ha cogido las riendas del maltrecho Ezker Batua,Basagoiti se mantiene en sus trece de que antes de ser mujer desflorada quiere saber si va a poder imponer el modelo educativo en erdera a cualquier precio e imponer la suya en EITB y al Athletic le atracan 2-5 al estilo Europa del Este (arbitro engominado y Mijatovic intentando salvar el cargo y sus millones como puede) y se ve como en Galiza se abren viejas heridas en el BNG y en Catalunya a los independentistas (José Huguet dixit) se les pasa la mano por la cara para decirles que la financiación nanai,va el nacido en una palmera que se puso en Sant Cugat,Jordi González,y lleva a su noria a una vieja conocida de esta columna:Violeta Santander.No creo que hagan falta muchas presentaciones para una mujer que ha hecho de si misma todo un esperpénto.A Violeta la invitaron para varias cosas,como intentar tener un pressing catch con un ex-yerno de la familia Franco,una discusión con la vacuna para Letizia Ortiz o con la comanche de las noches de Telemadrid que debía hacer cierto trabajo a Santiago Segura en “Torrente”.Si sabe a requesón según qué,ésto no le debía saber peor.También la trabajadora del Corte Inglés se vio con el apoyo (para mi sorpresa) de mi viejo conocido Jorge Javier Vázquez (creo que debió asesorarse previamente en los servicios municipales de atención a la mujer de Badalona,porque sino de que le vino tanto abucheo.Esto,en Emakunde,no creo que pase) y la abogada Maria José Varela.Ambos cometieron un acierto y un error.Tanto Vázquez como Varela pusieron los puntos sobre las ies y defendieron que la agresión de Neira,en ningún caso,fue realizada por Violeta Santander,sino por su pareja Antonio Puerta.Un acierto como ninguno,porque había que zanjar el protagonismo absurdo que había logrado la agredida,tal y como dijeron ambos.Sin embargo,cometieron el terrible error de confundir el amor con la certeza.Y digo terrible porque justificaron que el amor de Santander por Puerta (siguen siendo novios a pesar que él está en prisión preventiva) lleva a un mundo oscuro donde se mezclan los corazones angelados y los negros nubarrones y que su sinrazón debe aceptarse como algo natural.Natural es que dijera que Neira no se debía haber metido en lo que no era un maltrato,que a quien se llama cucharacha así por las buenas (lo dijo Neira ante las cámaras de Antena 3) o que un drogaadicto es un enfermo. Ahí erraron el tiro tanto Vázquez como Varela:no se puede dar por buena la mentira sobre un hecho visible y tangible porque viene de alguien encumbrado a una cima de credibilidad.Y cuento ésto no solo para hablar de Victoria,que también sigo en mi posición de decir que gracias a ella –y a otras tantas-el trabajo para evitar la violencia sobre las mujeres se convierte en absurdo porque el enemigo no es el maltratador como única figura,sino aquellas mujeres que,por no se sabe bien qué motivo,justifican la situación.Tambien quiero hablar de que una serie de informaciones tanto públicas como privadas me han llevado a un camino de preguntarme a qué está dispuesta la gente para acabar con el mensajero.Si,sé que suena a periodismo del tercer mundo,pero es así.Y es que hay personas que,por una cosa o por otra,se han vendido como perro tras una salchicha y le es igual que se demuestren los hechos.Se basan en credibilidades y prevendas.Hace unos días saltó una notícia que tenemos en cuenta en esta revista,pero que,por ahora,callaremos.Solo podemos decir que alguien que ha señalado la Justícia y sus consecuencias ha dejado retratado a varias personas en su campaña “Te quiero tanto que te ahogo”.Lo mismo le pasa a Santander,que de tanto querer a Puerta va ahogando los esfuerzos de muchos por ser honrados.Ni los trajes de Francesc Camps ni los tejemanejes de Correa en el PP son nada comparado con la simplez de la cuestión.Cuando a un político se le pone entre ceja y ceja un mensajero de información está visto que hará lo posible para lograr su objetivo,porque la via convencional no sirve.Ante la verdad no hay antidoto posible.Ni siquiera pactando hasta con tu contrario para obtener el mismo objetivo.Dura realidad tienen que afrontar los que hoy siguen en sus trece.La falta de visión de Violeta también la debe soportar este siempre humilde servidor de aquellos que dijeron en su día que le querían.Ahora,como Santander,se les ha visto el plumero y no van a tener donde resguardarse.Lo malo es que si no fuera porque les quise en su día.Saben donde está la puerta.Y gira la noria.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres